18 de diciembre de 2009

El Principito y la rosa




Con esta entrada comparto un poco mis reflexiones acerca de una historia muy conocida y que alguien que es muy significativo para mi ama mucho, es mi manera de compensarle tantas enseñanzas que me ha regalado…


El principito y la rosa


Érase una vez un hermoso principito y una rosa un tanto extraña… que vivían en algo parecido a un planeta… tenían una relación muy particular… ella le pedía que en las noches la introdujera en una esfera de cristal para sentirse protegida y él se sentía siempre receloso de las intenciones de ella…


Así se mantuvieron un buen tiempo… donde algunos días brillaba un bello sol y otros donde solo se veía una espesa niebla… pero un día, la rosa le dijo al principito “ya no requiero de tus cuidados… ya soy fuerte… ya no requiero nada para protegerme… me siento feliz aun sin ti”… el principito se quedó muy asombrado al final era un príncipe y se supone que estos tenían un reino y había allí seres a los cuales cuidar y proteger… en vista de ello decidió partir a otros lugares donde quizás existirían algunas rosas o algunos seres a los cuales poder ayudar…


De esta manera el principito recorrió un largo camino y conoció muchos planetas… hasta que llego a uno muy pero muy especial… el mejor de todos pensó… era aquel en el cual descubrió que habían seres que de alguna manera sostenían corazones con sus manos y estos flotaban en el aire y cada corazón estaba unido al otro por intricados puentes… en este planeta todo era cristalino se distinguían las formas pero se podía ver a través de ellas… el principito de pronto se encontró pensando en su rosa… en que pasaría si ella habitara en ese lugar… acaso vería a través de ella… de su felicidad… que la producía que no fuese él…


De pronto cuando se encontraba allí vio una hermosa mariposa que se poso en su hombro y le dijo : “el verdadero problema no es ver a través de ella… es percibirla realmente como es… no te has preguntado nunca… ¿Qué haces amando a una rosa si tu eres un principito? ¿Acaso no será una princesa y quieres percibirla como una rosa? ¿Como no quieres ver sus espinas… si la ves como una rosa? ¿Cómo puedes comunicarte con ella si no hablas el lenguaje de las rosas?... el principito se quedó asombrado de que en este planeta las mariposas hablaran y que hicieran tantas preguntas… el principito suspiró y simplemente se dijo a sí mismo… lo que realmente extraño es a mi pequeño planeta… ese donde estoy seguro… donde tengo el control de todo… y la mariposa muy sabiamente le respondió… “en este lugar todo es cristalino porque no existe el controly esa es la esencia de la felicidad… la rosa se dio cuenta un día que ya no tenia que controlarte más y que no corría ningún peligro al dejar de hacerlo y desde ese día decidiste cubrirte con la esfera de cristal que usabas para ella”….


Luego de este encuentro el principito… decidió seguir recorriendo muchos planetas… pero con un brillo muy especial en sus ojos… porque había descubierto la esencia de la felicidad…


Con amor…Luz.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bonito princesa siempre me parecen adorables tus metaforas... aluien alguna vez me dijo que las rosas solo tienen espinas para no verse tan vulnerables...

Isma

Anónimo dijo...

Algunas veces nos domestican y luego el dolor de la ausencia es tan grande, que renegamos que lo hagan, sin embargo llegará un momento que agradeceremos la oportunidad de habernos alegrado con cada llegada del principito, de la misma manera que me alegro con cada entrada que colocas. un beso para ti bella.

VIP

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la historia del hombre de negocios cuando le dice al principito que si encuentra un diamante que no pertenece a nadie le pertenece a él.. que por lo tanto a él le pertenecen las estrellas porque nunca nadie ha tenido la idea de poseerlas.. y al final el principito le dijo con sabiduria que el poseer servia de algo si era útil para alguien. Muy linda metáfora te quiero mucho.

Martin di Mattias

glo dijo...

Justo hace unos días comentaba con alguien ésta frase de El Principito:
"la causa por la cual lamentaba no quedarse en este bendito planeta se debía a las mil cuatrocientas cuarenta puestas de sol que podría disfrutar cada veinticuatro horas".

..a la mariposa le diría el principito, lo que el zorro le enseñó: "no importa si finalmente es una rosa, una princesa, cuál será la utilidad de las espinas o el idioma de las rosas.....lo que importa es el tiempo empleado en ella, es lo que forma un planeta propio, único y especial"

...y el zorro le dijo al principito...."cuando emprendas tu viaje a otros planetas, el trigo que antes no significaba nada para mi, será ahora un trigo con un brillo color oro danzando al son del viento"

Anónimo dijo...

"¿Sabes...? mi flor... soy responsable de mi flor... ¡Y ella es tan débil! ¡y tan inocente! Sólo tiene cuatro diminutas espinas para protegerse contra el mundo"

Las flores existen solo para embellecer todo, aquel que intente poseerla verá con tristeza que se se marchitará, es mejor sólo recordarlas embelleciendolo todo.

Felipe Haynes

Anónimo dijo...

El principito dice que cuando estamos muy tristes ayuda ver las puestas de sol, es lamentable que en nuestro planeta solo se vea una puesta de sol al día, sin embargo cada vez que observamos a alguien que es capaz de ser feliz pese a las circunstancias, es cómo si vieramos una puesta de sol que fortalece nuestro espíritu.

Alejandra

Anónimo dijo...

El principito seguro necesita explorarse a si mismo antes de comprender a la preciosa e inteligente rosa, algunas veces deseamos con todas nuestras fuerzas amar, pero para hacerlo necesitamos recorrer un largo camino, el cual requiere mucho compromiso y entrega. Te quiero

Anónimo dijo...

La preciosa rosa, además de inteligente se reconoció como princesa (al menos eso dice la mariposa), por lo que no necesita recorrer un largo camino.....y el principito ya se exploró, solo que respeta el camino de la rosa
también te quiero ;)